10 de noviembre de 2013

Seguros Médicos - Fertilidad III



...Algo inesperado iba a suceder y aquí he de hablar de mis dos interlocutores, los dos comerciales que me respondieron al teléfono de otro lado.

Como dije anteriormente llamé en más de una ocasión de dos y tres era una línea 902 por tanto cara como se supone que usé la opción de que me llamaran ellos poniendo nº de movil en la casilla de "Nosotros te llamamos" pues no tuve que lamentar un notorio incremento en la factura telefónica, si por la única que vez que de tantas que llamé me confundí y fuí yo la que llamé.
Hubo dos personas que respondieron a mis pregustan ambas de forma diferente y solo una marcó el cambio en el transcurso de mis planes
La primera era una mujer semi amable si mal no recuerdo y poco efectiva al principio, no supo darme datos concretos y tuve que llamar en varias ocasiones más para resolver todas las dudas que tenía y ella no me sabía aclarar. Pero lo que sí tengo que agradecerle es que nunca me preguntó ningún dato personal se limitaba a responder mis dudas sobre los tratamientos de fertilidad que ofrecián y hasta en un momento dado por la imposibilidad de resolverme estas dudas se ofreció a informase y luego llamarme. Tenía que haber sido paciente y esperado su llamada, que al final del día llegó y me informó de todo sin preguntarme nada, pero... ya era tarde...
La otra persona que me atendió del otro lado era un chico que en apariencia era muy pero que muy amable y sobre todo a mi modo de verlo muy efectivo y satisfactorio en cuanto a lo que resolver dudas se refiere, poco me iba a imaginar que finalmente era un lobo vestido de corderito que vendría a arruinarme todos mis planes. Y es que supo responderme dudas tan importantes para mí como con que clínica trabajaban y el tema de co-pago y demás, casi si no recuerdo mal me dio la dirección del centro de reproducción asistida con el que trabajan además del teléfono para que llamase si tenía alguna duda. Y cuando ya me tenía encandilada por lo resolutivo y amable que me parecida, en otras palabras cuando ya me tenia enrollada como una presa es capturada por una serpiente, entonces... me atrapó comenzó a hablarme de descuentos y promociones me dijo que si no esperaba a contratar el seguro el día 1 si no que lo contrataba sobre la marcha (quedaban apenas dos días para finalizar el mes) podría disfrutar de un importan-tísimo descuento tanto  para mí como  para mi pareja que además nos duraría hasta cumplir los 50 años, con semejante panorama estaba encandilada, al final todo iba a salirme muchísimo mejor de lo que en principio había pensado. Y entonces lo dijo

Comercial - ok pues entonces ¿Te hacemos el seguro ahora?
Katrina - Si si claro si va a ser más barato me lo hago ya mismo
Comercial - Pues venga te tomo los datos te hago un breve cuestionario y listo.


Noooooooooooo ¡¡ Cuelga el Teléfno Yaaaaaaaaaa, debería haberme dicho alguien, debería haberme gritado mi subconsciente. Pero no oí nada ni una palabra, y como boba mientras hablaba respondiendo  a las preguntas que el comercial me hacía, dictaba mi sentencia, nunca podría hacerme dicho seguro.

De inicio las pregutas que me hacía era del tipo - tienes alguna alergia? Te han operado alguna vez? tienes alguna enfermedad? - Vamos el cuestionario típico, yo que gracias a Dios siempre he sido una chica sana y que además suelo llevar mis analíticas de rutina al día, le respondía a todo que no, la mar de tranquila, sin pensar en cuál sería la última pregunta.

   Y de repente de forma completamente inesperada llegó

Comercial :Vale y la ultima pregunta ¿Tienes problemas de fertilidad? Si, verdad?

me dejó completamente estupefacta, no sabía que decir, ni que pensar en milésimas de segundos además el mismo ya la había respondido como si de una pregunta retórica se tratase

Katrina : Eeehh bueno yo como persona individual no

Y es que que más podía decir?

Comercial: Entonces ¿es tu pareja quien tiene los problemas no?

Katrina: Si

confesé porque, que más podía ¿hacer? ya sabía que aquello ya no podía salir bien,

 aunque tenía la esperanza, el comercial me dijo nuevamente (ya me lo había dicho antes de empezar el cuestionario) que debía preguntarme a mí y luego debía llamar a mi chico en preguntarle a él que por ser él mayor de edad no tendría que hacerse así, le dije que al comercial que llamara que esperara a llamar cinco mins que primero le iba a llamar yo a mi chico y avisarle de que iban a llamarlo, el comercial accedió con esa simpatía que le caracterizaba. Llamé a Jeff y le dije lo que había sucedido el trato de tranquilizarme y le resto importancia, luego colgamos. Al poco rato volvió a llamarme el comercial y me dijo que como si que había un problema de fertilidad entonces un equipo médico debía valorar si nos hacían el seguro o no, Yo le pregunté que si era posible que no nos lo hiciesen a lo que el respondió que, quizás si lo hiciesen pero excluyendo la cobertura de fertilidad (mira tu que bien ) o que igual solo me lo harían a mí. también le pregunté como para cambiar un poco de tema que si entonces ya no entraríamos en el descuento, a lo que el respondió con su tremenda amabilidad y aparentado esa efectividad que tanto me había agradado en un inicio, que intentaría y a haría lo posible posible por incluirnos en el descuento dado que nosotros habíamos querido contratar el seguro antes de día 1. Y lo que siguió fue un poco de lo que ya me esperaba. El comercial lobo-corderito me llamó al par de días diciendo preguntándome si teníamos pruebas diagnosticas de la in-fertilidad de mi marido que si queríamos el seguro debíamos enviarlas por fas para que un equipo médico las valorase y nos dijesen si aceptaban darnos la cobertura o no. Claro está esta que está aquí le dijo que lo consultaría con su marido y que ya les llamaría, el comercial quería volver a llamarme él pero, le insistí en que seria yo la que volvería a llamar cuando supiese algo. Ya no volví a caer en su trampa, tenia claro que ya sería casi imposible hacer un seguro con dicha compañía, pero encima enviarles las pruebas diagnostico para que las guardasen junto a nuestros DNIs y de más  na nai de la china. Mi chico no lo tenía tan claro como yo y él si quería enviarlas, por lo que le dije "ok si quieres envíalas tú yo no voy a caer dos veces".... a día de hoy no las ha enviado ni creo que lo haga. Lo que he aprendido de esto es que debo ser menos despistadilla que no menos preguntona, ya he tenido otras historias por preguntar tanto, pero en mi planes no está ser una ignorante sin ansia alguna de aprender, lo que no sé lo pregunto por que así me enseñó mi madre. Por otro lado debo decir que me quedé super chafada por no poder contratar el seguro, por tenerlo en las manos y haberlo dejado escapar, por que hubiese bastando con colgar el teléfono cuando ya tenía todas las dudas resueltas contratar el seguro online demás está decir que ahora si ingreso mis datos me da error, vamos que ya estoy fichada, y hasta temí que ellos pasasen mis datos a otras compañías para que ninguna nos asegurase, pero mucho me temo que eso solo son paranoias mías, ni que no tuviesen otra cosa mejor que hacer. Esto sé: Uno, hay más compañías a la verdad mejores y con mejores coberturas; Dos, todo sucede por algo, y si mi imprudencia de no colgar el teléfono a tiempo hizo que no pudiera contratarme el seguro, sería por algo;Y Tres, dudo mucho que realmente la última pregunta del cuestionario fuera justo sobre fertilidad, pero para nada me arrepiento de haber sido honesta y haber dicho la verdad. Por que podía haber dicho algo así como "no, no, ni yo ni mi pareja tenemos problemas de fertilidad, de hecho todavía ni siquiera buscamos embarazo ni lo tenemos en mente para pronto, pero  lo que pasa es que tengo una amiga que si los tienes y eso me ha hecho pensar en ser precavida, nada más" pero lo luego no creo que me hubiese sentido bien conmigo misma.

Al final la noche que siguió no dormí, y eso fue bueno para una vez, más no tirar la toalla ante las adversidades que se presentan en la vida. Aproveche el desvelo para buscar por Internet otros seguros y otras alternativas e hice una mejor lista, lamentablemente no cuento ahora con el dinero para contratar un seguro familiar con las características que necesito, pero todo se andará. además todo eso me hizo reflexionar en algo que dijo Jeff a raíz de todo esto y era que si por alguna de aquellas X compañía no quería asegurarnos, bueno pues no pasaba nada, ya ahorraríamos nosotros el dinero que nos hiciera falta tanto si eran 1000 como 6000 euros, y es increíble pero el oírle decir eso me dio fuerza y coraje, por que todo es posible para el que se lo propone y lucha.




6 comentarios:

  1. Me alegro de que finalmente no contrataseis esa compañía... No te sientas mal, yo creo que esa gente sabe muuuuy bien vender sus productos y sin duda, con lo pava que soy, a mí eso también me pasaría (y peor... jajaja)
    Hicisteis bien en no enviar las pruebas.

    Me alegro de que tu chico piense así!!! ADELANTE!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Miedito da equivocarse al contratar, como bien dices si no fue por algo será... Bsss

    ResponderEliminar
  3. Si es que son muy hábiles y, al final, te lían. Seguro que encontráis otro. Qué bueno lo de tu chico, con ese optimismo y esas ganas de tirar para adelante. Eso es una gran ayuda. Un besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que lo es, de mucho ayuda, es bueno ser dos, cuando uno cae, el otro te levanta.

      Un beso

      Eliminar