15 de agosto de 2020

Soledad...

Del 29 de Junio.... 

Leí el otro en un blog a alguien que decía que si tuviera hijos hubiese estado más entretenida durante la cuarentena, bueno o algo así decía ya no me acuerdo bien. El caso es que en mi caso más entretenida no creo (me faltó tiempo para todo lo que quería hacer) pero menos sola si, yo lo creo. Cada uno hablamos de los que no tenemos o de lo que vivimos, desde nuestra pespeetiva. A quien me ha dicho "Uuyyy pues a mi me encanta disfrutar de la soledad y de mis ratitos de paz" Ostras y a mi, pero prueba a pasar de media 12 horas sola todos los días, que digo 12, prueba a estar acompañada una media de 2 a 3 tres horas al día. Pues si quitamos las horas de sueño pues obvio no entran en computo de horas que estamos acompañados, por que aunque no durmamos solos, en realidad si duerme cada uno a su bola (no se si se entiende) y quitemos las horas en las que aún estando en la misma casa uno está a lo suyo con que hacerles mil. Entonces lo dicho siendo generosa de 2 a 3 horas ese es más o menos el tiempo  que pasó con mi esposo. De resto el pasa unas 12 horas fuera de casa por trabajo, y yo... Yo me las paso sola. No digo que no me guste, disfruto del tiempo conmigo misma y de la productividad que sale de ahí, es solo que miro hacia atrás en el  pasado, en mis pensamientos de mi yo futuro (lo que sería hoy el presente) y veo todo menos esta soledad abrumadora, que de veces se hace muy pesada. Y recuerdo a mis amigas madres agobiadas esta cuarentena por tanta clase en casa y tantos deberes, y descubro alguna influetcer que de forma divertida y como jugando se esconde de sus hijos para tener "un respiro". Y pienso "como me encantaría querer huir del ruido, del bullicio familiar, de los niños. Suplicar e implorar por tener aunque sea solo una hora para mi, para darme un baño relajante, para darme mimitos y estar sola, como me gustaría ansiar la soledad, y sin embargo, soledad es todo lo que tengo, o al menos lo más que tengo, tiempo para mi para mi sólita"

18 de junio de 2020

Una Privilegiada






Soy una privilegiada...Lo sé, en muchos aspectos si lo soy.


Dedico mucho tiempo y muchas entradas de este blog a quejarme por lo infeliz que soy por no tener hijos, lo duro que es etc.. En realidad este blog es para ello, al menos en parte, de modo que no me disculparé por ello, al contrario, pienso seguir vertiendo en él toda la m que llevo  dentro, y que a veces está por consumirme, se trata de que no lo haga, de modo que vendrán más entradas, muchas más de índole negativa, de puro desahogo. Pero eso no quiere decir que no sepa que soy una privilegiada en muchos aspectos de mi vida. Privilegiada porque yo también tengo muchas cosas que otros no tienen, porque si me comparo con el mundo si, hay mucho que me falta, pero también mucho tengo...Es según se mire.

Hoy quiero dar las gracias porque tengo dos papás que me quieren y se preocupan por mi, en realidad un papá y dos madres, ya que tengo una madre política que vale oro. Gracias porque tengo al mejor esposo, serían incontables las entras que me llevarían describir su infinito amor y devoción. Privilegiada por tener dos manos, dos pies, dos ojos, dos oídos útiles, como casi en todo en mí (hablo en el plano físico) en buen estado e utilizable. Doy gracias por todo lo que tengo y por todos las oportunidades que me ha dado la vida, aprovechadas o no. Doy gracias por gozar de un bien estar económico, más o menos estable, porque comemos y nos alimentamos todos los días. Por el mar y la naturaleza que puedo ver, oler, respirar. Por las amistades que un día fueron, y por las que aún perduran en el tiempo, inamovibles, perfectas. Doy gracias por la familia que tengo, la que me dieron mis padres (con todo  y sus movidas mil) doy gracias por el amor que me dan.

Gracias Señor por haberme creado, amado, encontrado, salvado, guardado, gracias por todo.

Soy una Privilegiada.

14 de junio de 2020

La llegada


Hoy tocaba una de esas entradas un poco triste y también reflexiva, pero al empezar a escribir no me salían las letras y aunque sabía lo que quería poner no me sentía inspirada. Paré, puse la entrada en borradores, y en su lugar publico esta que estaba sin acabar  (en borradores también). La he acabado y subido. Esta es más tierna, y dulce también, supongo que no todo van a ser amargos... Data de 2016 aunque está acaba en 2020 hoy...


Entrada rescatada de borradores 
Sucedió un verano no muy lejano por allá por  2016
 
Eran las cuatro y pico de la tarde cuando comenzaba a almorzar, al otro lado del teléfono, mi madre diciéndome que se le había hecho tarde y que ahora es cuando iba a empezar a comer, "Pues yo voy igual"- le digo - "Ahora es que voy a empezar a comer"....

Tardo más rato de lo que quiero en terminar de comer, también por que estoy cansada, el ajetreo de los preparativos de los días anteriores nos ha dejado exhaustos , y hoy también hemos ultimado  detalles.

Son cinco menos cuarto pasadas cuando por fin salgo de casa, rumbo a la estación  donde debo de coger el autobús  que me llevará al aeropuerto, calculo que me llevará una media hora llegar hasta allí por lo que voy dando zancadas para acortar el tiempo, pues intuyo que que si no lo hago así perderé el autobús, y con ello llegará tarde al aeropuerto, La llegada del vuelo procedente de Londres está previsto para las 17:45 h. así que voy muy justa. En el último tramo de camino a la estación hasta corro a cual corredor de jogging mañanero, "ánimo ya te queda poco" me digo a mí misma mientras voy corriendo con el atuendo inadecuado. Finalmente llego a la estación en el momento justo en que los pasajeros están subiendo al autobús, a pago mi tiquet   y me acomodo en un asiento de la última fila, Sonrío feliz mientras pienso "justita pero llegué".
El autobús tarda apenas 15 minutos en llegar al aeropuerto, de modo que a y media ya estoy ahí, tardo un rato en ubicar la puerta de salida, y al hacerlo descubro que el avión hace 6 minutos que ha llegado, se ha adelantado, dudo de si no habrán salido ya y me lo habré perdido, pero no creo, pienso después, imposible, seguramente seguirán todavía dentro del avión, el que me imagino que ahora es cuando estará abriendo sus compuertas. Mientras espero pienso en mi madre, a la que se le ha escapado el autobús delante de mí sin que pudiera hacer nada, la he visto llegar justo cuando el conductor estaba saliendo del adén, un minuto después me ha llamado para contármelo, "se me ha escapado, la he visto salir" - me ha dicho - Ha preguntado y enseguida ha cogido otro autobús con ruta diferente, pero que pasa por el aeropuerto . Finalmente la veo aparecer extenuada poco antes de las 6.00 pm, "todavía no han salido" - "ve a sentarte que yo te aviso" .... Ella va a sentarse y yo me quedo ahí mirando a la gente de mi alrededor, a la vez que fijo los ojos en el cristal que hace de barrera, junto con la puerta de salida. Casi todos los presentes son tour-operadores que vienen a recoger a turistas, hay además algunos familiares, de repente planto los ojos en un niño de unos 7 años que sostiene a un bebé recién nacido, imagino que yo que no tendrá más de un día o dos porque de ser así no estaría en la calle, pero debe tener como mucho unas dos semanas, no creo que más. El niño mayor se descubre observado, por mi una docena más de personas, en verdad miramos a la pequeño que lleva en brazos, se nos cae la baba...

Comienza  a salir gente de la puerta de llegadas...
y hasta aquí lo que escribí en 2016

 A partir de aquí es lo que he escrito actualmente 2018 para no dejar esta entrada incompleta ; )
Miro y miro desesperada por ver si por fin llegan los mío, hace 5 años que no les veo, les reconoceré? me reconocerán?, se acordarán de mí? . Pasan largos minutos y la espera se hace más impaciente, por fin suena el teléfono, es mi hermana que llama para avisar de que ya han llegado, si lo sé, le digo lo he visto en las pantallas. Sigue pasando el tiempo, sigue saliendo....
Y hasta aquí lo que escribí en 2018

A partir de aquí lo que escribí en 2020
sigue saliendo gente pero ellos nada. De vez en cuando me acero hasta donde está mi madre que se encuentra más y le aviso  de que todavía nada. Después de un rato más puede vislumbra a través del cristal que hace de separación, y den la puerta de salida que se abre y cierra simultáneamente con la salida de cada pasajero, un montón de gente que acaba de aterrizar de un vuelo y se disponen a recoger las maletas que acaban de poner en la cinta que está justo enfrente de la puerta de salida ¿Serán ellos pienso? , y Si si son, en un monto dado veo a mi hermana con mis dos sobrinos E y L . Que guapos están y que mayores Dios mío, Se fueron de 6 y 5 años ahora siguen siendo niños lo que ya niños grandes. Aviso a mi mamá para se le levante y venga a encontrarlos antes de que salgan por la puerta de control. Nos ponemos a un lado de la barrera de cristal, y en nada salen. Mi hermana viene muy feliz contándonos lo largo del viaje y de todo la comida deliciosa y sana que ha preparado para no tener que pagar la comida del avión. No para de hablar en todo el camino de vuelta a casa. Los peque en cambio vienen muy callado, son niños felices y muy alegres pero callados en los primeros contactos, "Habrá que volver a coger confianza pienso", ya nos pasó una vez cuando volvieron de estar viviendo fuera para vivir aquí una temporada por entonces se fueron con 2 y 3 años y regresaron con unos 4 y 5. Es la historia de mi vida ver crecer a mis sobrinos de lejos... Está vez vienen solo para pasar el verano, hace años que viven fuera y sigo sus pasos por las Redes. Así con todo al principio veo a L diferente, con gafas nunca lo había visto así... bueno ni tan altos , bromeo con mi hermana preguntándole donde están los niños chiquititos que se llevó y quienes son estos. Madre mía ni pensar que ahora, varios años después de de ese verano ahora si son plenos adolescentes de y 14 años y medio, ahora las bromas son con el cambio de voz "Quien es ese hombre que habla y donde está el niño grande que dejé" ; )
Aquel verano de 2016 fue genial, corto pero intenso, los niños se bautizaron e hicimos una pequeña fiesta en la iglesia, también David les dio clases de batería y les enseño algunos ritmos nuevos. Para el siguiente verano volvimos a vernos.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...