9 de junio de 2018

Sobre Estadisticas y Realidades

Después  del último tto (tratamiento) surgieron muchas entradas que quería escribir, está es una de ellas.

al acabar una vez más con el útero vacío, signo in-equívo de que en 9 meses mis brazos también lo estarían,me pregunté ¿Y ahora qué? que paso será el siguiente a dar, rendirse no es una opción (no por ahora), pero ¿Cuál es la opción correcta a seguir? ¿Qué pasos dar?. Porque seamos honestos, no pinta muy bien, son ya 11 años de infertilidad que se dicen muy pronto, pero para mí por momentos son toda una eternidad. Once años en los que cuento las fechas (esa será otra entrada) ... y cada vez, aunque lo quiero ver más cercano  lo veo todo más lejano. Vuelve a mi mente la temida realidad, sin dinero es todo más difícil. A estas  alturas ya he hecho 5 tto; 3 pagados por la SS y 2 por privado. Pienso, si tengo que esperar tres años entre tratamiento y tratamiento, definitivamente puede que se me pase el  arroz (frase por cierto que las infértiles odiamos, Si señores y señoras que el arroz se pasa ya lo sabemos, no hace falta que nos lo recuerden). Lo ideal sería hacer todos los ttos seguidos. Tengo claro que sin el obstáculo económico, ya no estaría en este punto en el que me encuentro ahora, a saber, las estadísticas dicen que (y estos son datos puede que no muy actualizados, decirme si han variado) en una media de 4 fiv-icsi en teoría hay altas posibilidades de conseguirlo, un 90% . Yo me he hecho con esta última 4 pero no todas en las mejores condiciones, recordar que es la primera vez que tenemos embriones con clasificación A  en las otras tres nunca alcanzaron esta clasificación. Entre otros porque entre la opción 1 y la opción 2 que nos ofrecían los médicos de la SS, decidimos elegir la opción 2 pues en esa época estábamos en un punto muy diferente al que estámos ahora, todo con nuestra materia y sin discusión, hay que intentarlo aunque las posibilidades sean bajas (a buen entendedor pocas palabras bastan). De modo que hicimos las tres fivs-icsis en condiciones no óptimas y el resultados ya lo sabéis. Casi tres años después reunimos el dinero suficiente para hacer un tto de baja complejidad esto es ia, esta vez sin tantas esquisiteses jungandolo todo a una sola carta (que tampoco salío) se empleó "lo mejor de lo mejor". Así con todo no dábamos el perfil  óptimo para este tipo de ttos, cosa que el médico nos dejo bien claro desde el principio, a mis casi 32 años recién  cumplidos, ya era más bien vieja para este  tto, los 24 y 25 años (que ironía edad a la que yo realmente empecé a buscar embarazo) es la mejor edad y tu no los tienes, dijo en médico y añadió,  si con esa edad solo existe un 25 % de posibilidades de acierto en cada ia, haz lo cálculos para la tuya. Así  y todo, como he dicho antes, lo intentamos. Ya pero no tengo dinero para más,le dije yo al médico. Se jugó esa única carta, que tampoco salió, y nos pusimos a ahorrar para el tto que acabamos de hacer (hace ya tres meses).
Las estadísticas dicen que ias han de hacerse una media de entre 4 y 6 así con entre un 15% y un 25% de acierto por tto el acumulo debe de darte positivo y del 100% creo. Yo me he hecho solo una. En nuestro caso cada una costaría una media de 2000 € haz los cálculos... ¿te salen como a mí? si, con ese dinero da para hacer un único tto de alta complejidad, cada uno estipulado en un mínimo de 8000€ . Por cierto en nuestro caso al pasar directamente al plan 2, fiv en la SS ellos descartaron por completo hacernos luego el plan 1 esto es ias. Si lo haces en el orden que ellos dicen y con sus condiciones aquí te hacen un total 7 tto 4 ias y 3 fivs. Pero como ya he dicho, a nosotros nos hicieron solo las fiv-icsi y luego bye bye .
Os resumo diciendo  que si hubiera tenido las arcas llenas cuando empecé a buscar embarazo,  en once años y en menos ya hubiese tenido tiempo para muchos ttos, hay quien se queda embarazada en la fiv número 5 ¿No podría ser yo esta?,  o en la ia número 6 o 7, o incluso hubiese tenido más posibilidades de que me sobraran embriones, lo que implica hacer para próximos ciclos solo la parte final del tto  la más molona, la transferencia embrionaria, sin estar estimulada, sin tanta medicación, quien sabe, si así hubiese sonado la campana. Con dinero suficiente para hacer todos los ttos que quisiese y que mi cuerpo aguantara, en unos seis años o igual en menos, ya habría tomada una decisión: parar, seguir otras rutas, quizás estaría embarazada ya, o lo habría conseguido, no sé, pero lo que sí se, es que no estaría en este punto en el que aun hoy todavía me encuentro, buscar dinero y seguir intentándolo por la vía científica... con el tiempo jugando en mi contra.

1 de abril de 2018

La frescura de antaño

Añoro esa frescura con la que escribía antes, esa naturalidad, esa juventud que emanaba de los versos, esa sonrisa que me sacaba siempre al leerme y releerme, también es verdad que cargaba con menos años de infertilidad, y creerme que cuando digo que la infertilidad pesa cada año un poco más, cambia la perspectiva. Antes escribía con la certeza de que algún día lo conseguiría, conseguiría ser madre, y que quería dejar plasmado cada paso y sentimiento en el camino. Ahora escribo en parte para dejar huella también, pero en mucha otra para desahogarme, para soltar lo que llevo dentro para que este sentimiento de impotencia, de pena y de dolor, no terminen ahogándome,  no acaben conmigo. Y claro así muchas de las entradas llevan consigo esa melancolía, ese dolor ese sufrimiento, y ya.... ya no es lo mismo. ¿Por qué cuento es esto? pues porque hace poco incluí en mi blog el gadget de "quizás también te interese" para que muestre al final de cada entrada sugerencias a entradas anteriores, en mi caso muestra casi siempre las entradas de lo primeros años del blog. Lo cierto es que no sé porque no lo había incluido antes, supongo que simplemente no quería o no me apetecía, porque es un gasget, que anteriormente si tenía en mi blog de moda . En fin que aunque lo he puesto para que quien llegue a mi blog tenga más facial el poder conocer de mi historia, quien soy y que he escrito, que pueda llegar más fácilmente a las diferentes entradas, me sirve a mí también, para dar una vuelta por el pasado y conocer esto mismo. Y al leerme no sé, me gusto más, me siento más fresca, más joven, menos hastiada. Ojo que también me gusta leerme ahora en las entradas actuales, soy  además de otras cosas, los que escribo y esto hay. Pero reconozco mis entradas actuales, no todos pero si la mayoría, un poco más duras que antaño...



28 de marzo de 2018

Que cómo estoy



El dolor no desaparece
No desaparece nunca, vives con él y ya está. Se hace crónico y se torna soportable, por lo menos la mayoría de las veces,algunos días, otros no tanto. Pero no, no desaparece.
La gente cree que sí, que simplemente es cuestión de tiempo y que al final se te pasará, que será como si nada hubiera pasado, como si no hubieras tenido una beta negativa, o cuatro, o cinco, como si tener hijos o no, fuera lo mismo para tí.

De este modo he pasado por diferentes etapas

Aislamiento

Esta ha sido la primera, comencé el duelo por este negativo aislándome de todo y de todos, no quería saber nada de nadie excepto de mi esposo, claro está. Mucho cama y sillón, sin ganas de nada, y la vez mucha distracción también. Me había hecho un plan para pasar una betaespera más amena y menos horrorosa, de modo que después del negativo seguí con él. Hacía algunas cosas como organizar y ordenar cosas en casa, o salir a caminar, aunque he de confesar que algunos días al momento de salir a veces me tenía que regresar, pues la angustia era demasiado fuerte , y a menudo a penas podía dar dos pasos, pero lo intentaba. Desde la primera semana intentaba estar bien y esforzarme por no derrumbarme, hasta mi chico me decía, no pasa nada tómatelo con calma es muy pronto es normal que estés así, y era verdad, debía dejar fluir un poco la pena y ya se marcharía, eso pensaba al principio.

Tiempo para mi

Cuando ya habían pasado una o dos semana, ya todo el mundo querría que volviera, no le contamos a nadie lo que me pasaba, pero sí que me encontraba pasando unos duros momentos y que necesitaba tiempo para reponerme. Pero no paraba el whatsap ni el teléfono, gente que quería visitarme, o que nos viéramos, que les contara como estaba o más bien contarme como estaban ellos, y más cosas: Que volviera al trabajo en la iglesia, o al voluntariado, o al trabajo remunerado que realizo por cuenta propia, a mi vida normal con mis actividades normales,y a reunirme o a quedar con mi madre y amigas. Todos querían que volviera ya, pero yo no me sentía preparada, todavía no, es demasiado pronto pensaba. De hecho  me di cuenta de que ya no querría volver, a la rutina, al trabajo en mil y un áreas ya sea remunerado o no, porque siempre estaba haciendo cosas, para sentirme  útil, para aportar a la sociedad, o para ayudar, para hacer felices a los demás. Pero ya no me interesaba nada de lo que hacía, necesitaba tiempo para redescubrirme, para ser verdaderamente feliz en aquello que hacía, ya la infertilidad es muy dura, para además no ser feliz en otras áreas de tu vida. Querría pensar en mí y en nadie más, ser egoísta por una vez con los demás en vez de conmigo misma, negarme a los demás en vez de a mí, lo entendieran o no, y eso me llevó a la siguiente fase


Necesitar oír - ¿Que necesitas?

La fase en la que me di cuenta de cuan egoísta era el mundo que me rodeaba, al querer solo que volviera, que volviera a todo, nada más que con intereses personales, no por mí, si no por  y para ellos. Porque cuando explicábamos que ahora no me sentía con fuerzas de trabajar en una dieta, o dar clases en la escuela dominical, parecerían no entender, y en vez de responder, ¿Que necesitas?, nos encontrábamos con un, pero te necesito, cuando me lo decían a mí directamente, o la necesito, cuando se lo decían a mi esposo . Me dolió de verás, y del dolor pasaba al agobio a la indignación. Comencé a gritar entonces a los cuatro vientos que el mundo me parecía muy egoísta, que ahora  no estaba para dar, si no para recibir, lo que necesitaba es que me preguntaran que que necesito, y que lo hicieran de corazón, queriendo de verdad satisfacer esta necesidad. Al final la respuesta es muy sencilla. Necesito tiempo, necesito espacio, y si no comprensión, al menos si  respeto.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...