24 de junio de 2016

Familia y Familia Que escoges

Me siento súper agradecida por ambas, agradecida porque puedo decir, agradecida únicamente, que tengo una familia que me ama y a la que amo con locura, que nos queremos, nos comprendemos o no, pero estoy y entán ahí cuando lo necesitamos. Que están para dar cariño, para las risas o para afrontar los momentos difíciles, que con sus regalos (a veces son muchos, a veces son pocos, o los que se pueden) me están diciendo "Te amo" porque crecí en una familia que decir así "TE QUIERO - TE AMO" con todas las palabras costaba, vaya si costaba, de pequeña me enseñaron a dar besos por las noches, antes de acostarnos, pero con el tiempo eso se fue perdiendo, ya no nos besábamos, ni nos abrazábamos, el cariño era de otro modo... pero lo dábamos, vaya si lo dábamos. Con cada tarjeta de cumpleaños que mi hermana pequeña tardaba horas y horas en componerme de manera artesanal, (Que cosas más bonitas que creaba) me estaba diciendo te amo, con cada hora de trabajo que mi madre pasaba lejos de casa, me decía te amo, quiero darte lo mejor, quiero dártelo todo, vaya si me lo ha dado... con cada fiesta llena de cartulinas y globos que mi hermana mayor me organizaba en casa, me decía "Te quiero", con cada regalo que mi hermano me hace cada vez que viene de vacaciones, me dice "Te quiero, te quiero mucho" con cada promesa de trabajo , bienestar y futuro que mi padre me hace me dice "Te quiero". Doy Gracias por mi familia, por que nos decimos te quiero, no siempre con palabras, la mayoría de veces por "What´s up" ahí si.  Ni si quiera creo que mucha gente entienda nuestro tipo de amor, a través de regalos, quizás pueda parecer una manera fría de amar, pero es como aprendimos, es como nosotros lo entendemos y lo demostramos...   a parte de estar ahí cuando hace falta, que también lo hacemos, aparte de dar besos y abrazos de nuevo, que ahora también los damos, aparte de eso  nos regalamos, y con ello decimos, Te Quiero... y así nosotros lo entendemos.

Y luego está otra familia, la extra, la que no sabía que tenías, quizá por que todavía no nos habíamos cruzado. Pero que ahora descubro, y me doy cuenta que tengo.
Esos amigos que son como hermanos, que te han visto caer, y en tus horas más bajas, a quién puedes contarles sin temor a que te juzgue o te aislen, que eres o que estás pobre como una rata, que tienes tal miedo, o aquella ilusión aunque parezca una locura, que te anima, que te dice tu puedes no tires la toalla, o que a veces también te dice la verdad aunque duela, con quienes te ríes como si no hubiera mañana, ni preocupaciones ni nada más que vosotros dos, o simplemente con quienes te sientes tan a gusto con el simple hecho de estar juntos que no necesitas nada más, solo eso estar, estar para el o ella, y que él o ella esté para tí.

Que Maravilloso poder contar con ambas familias, me siento agradecida

Gracias Dios.

4 comentarios: