5 de marzo de 2015

Mis Miedos en infertilidad


Mi primer miedo es no llegar nunca a se madre... eso me aterroriza, es algo que rechazo y que no imagino

otro de mis miedos recurrentes es tener un embarazo psicológico, creerme embarazada y no estarlo.
Y es cierto que más de una vez, dos, y tres me he puesto un cojín bajo la camiseta, para ver que tal me sentará el estar embarazada... pero de ahí no paso. Una vez una amiga le hizo una fiesta sorpresa de cumpleaños a otra amiga que tenemos en común, esta estaba embarazada de su segundo hijo, y a la amiga que organizaba la fiesta se le ocurrió que sería una broma muy divertida que todos nos apareciéramos en la fiesta luciendo tripita de embarazo falsa. Yo por supuesto no fui a la fiesta, de hecho me quite un peso de encima, pues por aquel entonces estar cerca de una embarazada me causaba mucha tristeza, así que el no puedo  ponerme una barriga falsa y fingirme embarazada, pues temo los embarazos psicológicos fue la excusa ideal para no ir.

El reciente miedo que tengo con este de la infertilidad, es a los bebé reborn , no sé si habéis oído hablar de ellos, en resumen son muñecos super currados con una realista apariencia de bebé.
Yo ya había oído un poco acerca de estos muñecos, de hecho tengo una colega dietista que mientras estudiábamos comenzó con la afición de hacerlos. Luego el otro día viviendo la tele vi un anunció de Conexión Samanta  que anunciaba un episodio que trataba sobre estos muñecos. Hoy me acordé y lo busqué en internet.
   Debo decir que vi el programa absolutamente horrorizada, alarmada por la semejanza que tienen estos bebés con la realidad, y alarmada porque aquellos que los tenían les trataban como si fuesen bebés de verdad, unas más que otras claro, pero al final no parecía que ninguno estuviese jugando.
NO juzgo a nadie, pero si digo que yo no lo haría, no tendría un  bebé reborn, miedo me daría tener uno y pensar que este es mi hijo, que como decían en la tele yo sería su mamá reborn y la que lo había adoptado, no para nada. Aquellas personas que tenía reborn, eran  personas muy vairadas, desde madres con hijos ya mayores, pasando por creadoras de reborn, hasta mujeres que habían intentado tener hijos y no habían podido, y todas trataban a sus reborn de una manera que ciertamente me daba miedo, me daba cosita...



8 comentarios:

  1. Vi el reportaje y la verdad es que era extraño, sí...
    A mí me daba que pensar una cosa... y fundamentalmente era si a esas personas les gustaban los muñecos o les gustaban los niños y lo suplían con un muñeco.
    A mí me gustan los muñecos. Desde niña... evidentemente hace mucho que dejé de jugar con ellos. Pero me siguen gustando y hace unos años me regalaron una Mariquita Pérez que había sido mi sueño durante muchos años. Con el tiempo me han regalado algún vestido. Y de vez en cuando se lo cambio. Sin más... como al que le gusta montar maquetas de la catedral de Burgos, vamos... jaja que no por ello significa que sea un arquitecto frustrado.

    Y también me gustan los niños.

    Pero lo que vi de eso era que habían traspasado un poco el límite. Y reconozco que me molaría ver un reborn... Y que nunca me lo compraría porque me parecen caríiiiiiiiiisimos... pero me causan curiosidad.

    Por lo que comentas... creo que diferencias perfectamente todo y pese a que entiendo tus miedos, no creo que nunca vayas a vivir ninguna de las situaciones a las que temes.

    Un abrazo fuerte y ojalá tu sueño se cumpla más pronto que tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Irenee Hola jeje

      he de confesar que yo todavía juego con muñecos ;) . Me explico, no tengo jueguetes ni munecos ni nada, pero si es verdad que siempre me han encantado las barbies. Asi que cuando voy a casa de algún familiar con hijos o algún amigo con hijos, principalmente con niñas, y están jungando con barbies o prototipos parecidos, y la niña me dice que juegue con ella, no me resisto jejeje, cualquiera que me ve piensa que solo lo estoy siguiendo el juego a la pequeña, para entretenerla, y hasta me dan las gracias, pero la realidad es que estoy jugando de verdad jejej. Pero vaya que de ahí no paso...


      totalmente de acuerdo con tu comentario, y Gracias por las dos últimas frases.

      Besicos.

      Eliminar
  2. Yo también vi el programa y me dio bastante miedo, la verdad, porque daba la sensación de que volcaban toda su vida en los muñecos, como quien la volcaría en un hijo de verdad. Pero, como dice Irene, tú pareces tener las cosas muy claras así que no te veo cayendo en eso. Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si eso me parecía a mí que volcaban toda su vida en eso, me impresionó mucho la mujer que tenía la casa repleta de muñecos, y tb la que le daba bibis a los reborn aaaiiinnns ...

      Besicos.

      Eliminar
  3. Tengo la teoría de que mucha gente a la que le gustan los reborn no es que le gusten los niños o los muñecos sino que les gustan los bebés... a mucha gente le encantan los bebés y no los niños cuando se hacen grandes, ya sabes esa etapa preciosa de bebé tener un reborn sería como tener eternamente un bebé....a mi me parecen siniestros la verdad.
    En cuanto a lo de ir todas las amigas con la tripa de embarazada me ha parecido lógico que no fueras..... un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es cierto a mucha gente le gustan los niños chiquitos nada más, pero los niños crecen y esas etapas son tb `preciosas

      interesante teoría, aunque un bebé reborn, no solo no crecen, si no que no sonrien, a no ser que tengan la sonrisa permanente, ni ríen, ni lloran, ni abren los ojos ni nada, vaya que no interactuan, obvio pues no son bebés de verdad.

      un besico.

      Eliminar
  4. Vi el programa y no sé si daba más miedo verlos actuar o escucharlos hablar.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo nena, a mí la verdad me sorprendió mucho mucho..

      besicos.

      Eliminar