6 de agosto de 2015

Mi regla de los cinco minutos...

En esta vida tan ajetreada que una lleva a veces me cuesta encontrar tiempo para recoger,ordenar, y limpiar la casa. Entonces con todo patas a arriba y sin un huequito para caminar por casa, resuena la frase que solía decir una de mis compis en la facultad "mi casa está para que la precinte sanidad".  Algo que me hacía mucha gracia pues no me imaginaba a los de sanidad yendo por las casas de visita sorpresa en inspección. Aunque sin duda si hicieran esto más de una vez habrían dado orden de precintar mi cocina ;) jeje .El tema es que, a menudo cuesta encontrar tiempo para hacer la  limpieza general que a gritos me pide el lugar en el que habito. Pues por la envergadura del desorden di-ríase que necesitaría cada vez, un promedio de 4 horas para dejarla lo más parecida posible a un hogar, pero como es raro que disponga  de todo ese tiempo para dedicarlo  a ello,  se me ocurrió la regla de los 5 minutos que en realidad abarca entre entre 5- 20 min y consiste en lo siguiente:
dedico como cinco o diez minutos para hacer una de las tareas de la casa, a veces con un poco más de tiempo, si les dedico  20 minutos a cada tarea, pero vaya por ejemplo: Si solo dispongo de una hora para limpiar y recoger la casa, antes de salir, lo que hago es que cronometro cinco minutos para limpiar y recoger  cada estancia; mi casa tiene en total seis, así que eso sería media hora pasar por todas, cuando se me acaba esa media hora,  vuelvo a empezar hasta terminar la hora. Obviamente la casa no queda de diez, pero si más recogida de lo que estaba, pues aunque no lo parezca en cinco minutos se pueden hacer un montón de cosas moco por ejemplo:

- Barrer la casa
- Hacer la cama
- Recoger los platos
- guardar la ropa, o en su caso tender la
- lavar algunos platos
- poner lejia en las piezas del baño, para luego aclararlas o pasarles un paño...etc

Aprendí que me valía más la pena doblar la ropa de cinco en cinco minutos cada día, que no acumular, las montañas y montañas de ropa limpia que se me acumulaba antes.

Ya luego cuando aparece el tiempo, quizás una o os veces al mes, me dedico a la limpieza general para dejar la casa como los chorros del Oro.

Por ultimo decir que también aplico esta regla para cosas como estudiar, lo que me ayuda a sentarme frente al escritorio cuando no tengo ganas, y obviamente al final permanezco sentada estudiando siempre más de 10 minutos. También la utilizo para escribir aquí en  el blog, al que le he puesto un tiempo máximo de 20 min, lo que hace me mis entradas sean más cortas pero por otro lado logro ser más constante a la hora de escribir, y esto es genial pues lo echaba de menos.

¿Que trucos tenéis vosotras para administrar vuestro tiempo y limpiar la casa?

4 de agosto de 2015

11 Anitos Casados...

El 24 de Julio mi chico y yo, hicimos 11 años casados, (por las dudas y los curiosos ; )  en total casi son 15 años de relación)
Once años casados y todavía sin bebé. Es algo que no olvido... Pero por estas fechas aparta a un lado ese pensamiento y me dedico a disfrutar, a celebrar, que si, que un año más lo hemos logrado, seguimos juntos, hemos superado los baches y los momentos duros (que siempre hay más de uno) . Asi que  ponemos todo patas a arriba para proclamar a los cuatro vientos que nuestros amor nos mantienes vivos, somos felices muy felices, porque tenemos al otro al lado.
    Si me pidieran consejo, les diría a todas las parejas: Que celebrara sus aniversarios por todo lo alto. Pues la verdad, en estos tiempos que corren, hasta cumplir un añito es todo un mérito.
    Nosotros por nuestra parte, hoy nos hemos ido muy temprano a hacernos una sesión de fotos, cámara en mano cual novios felices hemos recorrido las calles de la ciudad inmortalizando nuestro amor. A mi chico no es que esta idea le encante, pero por hacerme el capricho, se pone guapete y a posar,   y así ya lo hemos convertido en una tradición anual, variando cada año el cómplice que nos acompaña  y nos hace de fotograf@, a veces mi madre, a veces mi hermana, a veces una amiga...
   Al grito de Viva los novios, que de vez en cuando se oye por ahí, yo respondo "Gracias...."
pues ¿Por qué no? Por su puesto ¡Que vivan!.. por muchos años, que sean felices y que coman perdices....


2 de agosto de 2015

Ya no permito...




Cuando pasas por in-fertilidad, tiendes a achicarte un poco, por lo menos es lo que  me pasaba y a veces me sigue pasando a mí. Cometes ese error de sentirte; menos mujer, menos persona, menos todo, y te sientes incompleta. La verdad en parte  así me sigo sintiendo yo, por lo menos en cuanto a lo incompleta se refiere, porque quiero tener más familia, y aunque mi chico y yo tenemos claro que ya somos una, para nosotros estará incompleta hasta que los tengamos a ellos (a nuestros hijos). Pero algo he aprendido y esto es que ni yo, ni mi vida, ni mi tiempo son menos importantes ni menos valiosos, o dicho de otra manera, mi vida es igual de importante que  la de las mujeres que son madres, de hecho para mí,  mi vida es más importante que la de mis amigas madres, y no madres también, porque para eso es mi vida.
      Por esto ya no permito que una madre me diga frases del estilo de "tu tienes más tiempo porque no tienes hijos",  "tu  no tienes tantos platos que lavar porque no tienes hijos", o "en tu casa no hay tanto que limpiar por que no hay hijos", "tu esto o tu lo otro por que no tienes hijos".
En otro tiempo solía callarme y agachar la cabeza al escuchar alguna de estas frases, pero ya no. ya no me callo, porque ya no permito que nadie, diga lo que tengo o no tengo.  Pues aunque no soy madre, tengo las mismas veinticuatro horas que tiene el día para hacer las cosas, no tengo hijos, pero no significa que me quede en casa todo el día  a rascarme el ombligo sin hacer  nada. Las mujeres sin hijos tenemos una vida  igual de interesante,  igual de compleja, e igual de dinámica que las mujeres que si son madres. Y mi pregunta es a todas esas mujeres que son madres ahora  y dicen eso de "tu no tienes hjjos", y piensan que ahora si hacen cosas y que sus vidas si tienen sentido ahora, es la siguiente, ¿Que hacían antes de tener hijos, a acaso no tenían una vida  interesante y compleja como la que tienen ahora con niños?...... Quizás la de ellas no lo fuera,  pero la mía si lo es...


1 de agosto de 2015

Celos...

Volvieron a asomar los celos, el detonante fue nuevamente una amiga embarazada. De nuevo lloré como una descosida al conocer la noticia, y nuevamente me puse muy triste.
he notado que con los embarazos de amigas es más duro. Quizás porque al criarnos y crecer justa, una ve más el abismo que nos separa, cuando de repente ellas tienen hijos fácilmente, y yo no.
Y  de nuevo volvieron las preguntas, "¿Por qué?" y  en el fondo de mi corazón   resonó nuevamente la respuesta...  "Todo en su tiempo".